Jugadores de casino a lo largo de la historia

Los césares, emperadores, la Antigua Roma. Julio (100-44 a. C.) participó en apuestas públicas durante la semana de celebraciones de las Saturnalia, y pronunció la famosa frase "alea iacta est" ("la suerte está echada", aunque literalmente significa "los dados se han lanzado") al cruzar el Rubicón. Augusto (63 a. C.-14 d. C.) jugaba a "alea" (una variante primitiva del backgammon) y organizaba sorteos para dar regalos a los asistentes a los banquetes. Claudio (10 a. C.-54 d. C.) disponía de una mesa de madera especial, fabricada para jugar mientras viajaba en carruajes que se movían mucho. Era tan apasionado de los dados que en ocasiones convocaba a jugar con él a algunos de sus hombres sin recordar que había mandado ejecutarlos. Calígula (12-41 d. C.) apostaba a las carreras de carros y a los juegos de dados, y convirtió su palacio imperial en una casa de apuestas para recaudar dinero para el tesoro. Incluso el día del funeral de su hermana jugó a los dados. Nerón (37-68 d. C.) adoraba todo tipo de deportes y juegos, así como apostar a los mismos. Promocionó el juego en el palacio imperial durante todo el año y se jugó enormes cantidades de dinero a tiradas de dados.

Lorenzo de Medici, estadista italiano (1449-1492). Político renacentista de la República de Florencia que promovió el arte y fue mecenas de artistas. Practicaba los juegos de cartas, creó algunos y solía hacer referencia a los juegos de casino la bassetta e il frusso en su poesía. Adquirió fama como gran jugador de cartas.

William Penn, fundador del estado de Pensilvania (Inglaterra-EE. UU., 1644-1718). Cuáquero fundador de la colonia estadounidense que terminó siendo Pensilvania. Es probable que el acta de propiedad sobre las tierras se entregase para satisfacer una deuda no pagada de juego, por valor de 16.000 £, al padre de Penn, Sir William Penn.

Voltaire, escritor francés (1694-1778): este historiador, que vivió durante el periodo de la Ilustración francesa, era un ávido jugador. Cuando el gobierno francés instituyó una lotería a la que solo podían jugar los compradores de determinados bonos, diseñó una estrategia para beneficiarse de las reglas de participación mediante la obtención de bonos que permitían el máximo de participaciones. Él y sus inversores ganaron una gran parte del dinero que dicha lotería repartió durante ese periodo. El gobierno intentó evitar pagarle, pero ganó el caso en los tribunales. Solía jugar al Faro (juego de cartas) y al Biribi (juego parecido a la ruleta en el que los números se extraían de una bolsa).

Giacomo Casanova, autor de memorias y amante, Venecia, Italia (1725-1798). Este aventurero apostaba con regularidad, preferentemente en el Faro. En una ocasión perdió 5.000 piezas de oro en dos días en Venecia. Casanova era un famoso mujeriego que utilizaba su encanto para seducir a mujeres ricas para que saldaran sus deudas de juego. Escribió sobre sus apuestas en sus memorias, incluidas sus sesiones en Il Ridotto, en un ala del Palacio San Moisè de Venecia.

John Montagu, 4.º Conde de Sandwich, Inglaterra, Reino Unido (1718-1792). Experto jugador y apostador que jugaba sesiones maratonianas en el White's londinense. Alrededor de 1765, en el White's, inventó (o puso de moda) la práctica de comer un emparedado de carne entre rebanadas de pan, con el objetivo inicial de mantener sus manos limpias y evitar manchar las cartas; esta comida terminó conociéndose como sándwich.

George Washington, General y Presidente de los EE. UU. (1732-1799). Mantuvo un diario detallado de sus ganancias y pérdidas en las cartas.

Thomas Jefferson, Presidente de los EE. UU. (1743-1826). Jugaba con regularidad durante el periodo en el que se redactó la Declaración de Independencia. Registraba sus pérdidas y ganancias en juegos como el backgammon, loterías, cara o cruz y distintos juegos de cartas.

Jane Austen, escritora británica (1775-1817). Esta autora empleaba en sus novelas los juegos de cartas para describir los rasgos y la personalidad de los protagonistas. En novelas como Orgullo y prejuicio y Sentido y sensibilidad hacía referencia a billetes de lotería, el vengt-un, el whist y el piquet.

Napoleón Bonaparte, general y Emperador francés (1769-1821). El famoso general concedía mucho valor a los juegos de habilidad, cuyas estrategias empleaba durante las batallas. Respaldó los casinos en Francia y ayudó a popularizar el vingt-un. Su sobrino, Lucien, se convirtió en un afamado jugador.

George "Beau" Brummell, pionero británico en el campo de la moda (1778-1840). Amigo del Rey Jorge IV y respetado pionero en cuestiones de moda; jugaba (y perdía) con frecuencia. Se codeaba con los ricos y acumuló grandes deudas, que le obligaron en última instancia a escapar a Calais y vivir el resto de sus días en la miseria.

Novelistas rusos: Alexander Pushkin (1799-1837). Pasó sus primeros años bebiendo y jugando, por lo que acumuló una deuda tal como para intentar conseguir una segunda hipoteca sobre los sirvientes de su esposa. Su relato La Reina de Picas trata sobre el tema del juego.

Fiodor Dostoevski (1821-1881). Escribió El jugador para pagar deudas de casino. La historia transcurre en sus adorados casinos de Baden-Baden.

Leo Tolstoi (1828-1910). Se alistó en el ejército ruso para huir de deudas que contrajo con un editor, en las que había incurrido jugando al billar. Posteriormente cedió el manuscrito de Los cosacos como pago.

Ivan Turgenev (1818-1883). Autor de Humo, un libro sobre los casinos de Baden-Baden. En incidentes no relacionados, Turgenev intervino para rescatar a Tolstoi y a Dostoevski de visitas a dichos casinos en las que estaban perdiendo dinero.

Wyatt Earp, jugador y alguacil estadounidense (1848-1929), y John "Doc" Holliday, jugador, pistolero y dentista estadounidense (1851-1887). Estos dos jugadores viajeros se conocieron en Texas, cuando Earp salvó la vida de Holliday, y se hicieron buenos amigos y defensores de la ley. Se sabe que ambos eran tahúres de faro (las trampas les propiciaron muchos beneficios). Años después del famoso tiroteo de O.K. Corral y la muerte de Holliday por tuberculosis, Wyatt Earp actuó de forma controvertida como árbitro en el famosísimo combate de boxeo entre Bob Fitzsimmons y Tom Sharkey celebrado en 1896. Fitzsimmons era el indiscutible favorito y dominaba la pelea cuando fue descalificado por el árbitro Earp por un puñetazo por debajo de la cintura. Pocos vieron dicho golpe y, posteriormente, se extendieron informes sobre el amaño del combate. Fitzsimmons puso una denuncia para revocar la decisión del árbitro, lo que llevo a un juez de California a evitar pronunciarse, declarando ilegales los combates con premios en el estado.

SAR Eduardo Edward VII, Príncipe de Gales, Reino Unido (1841-1910). El Rey del Reino Unido y los dominios británicos y Emperador de la India era una gran amante de los casinos. El Príncipe de Gales realizó frecuentes desplazamientos a Monte Carlo, viajando bajo el seudónimo de "Barón Renfrew".

Winston Churchill, Primer Ministro del Reino Unido (1874-1965). Legendario político británico que llevó las riendas de su país en la II Guerra Mundial y que creía que había que asumir riesgos en los casinos, en los juegos o en la guerra. Churchill participaba de forma habitual en partidas de poker, bezique, mah jong y pinochle. Es famosa la partida de poker en la que perdió una importante suma de dinero con el presidente estadounidense Harry Truman y varios asesores.

Alvin "Titanic Thompson" Thomas, jugador estadounidense (1893-1974). Jugador de carretera conocido por apostar al golf, a juegos de dados, a las cartas, al billar, a las herraduras y a apuestas improvisadas. Thompson fue la persona real en la que el escritor Damon Runyon se inspiró para el personaje del avispado jugador Sky Masterson. En este personaje se basaron el musical y la película Ellos y ellas.

John "Bet a Million" Gates: industrial estadounidense (1855-1911). Pionero del alambre de púas, jugaba en partidas de poker y de bacará de apuestas altas. Su apodo "Bet a Million" (Apuesta de un millón) se debe a una apuesta que realizó en las carreras hípicas en Inglaterra, en el año 1900. Ganó 600.000 $ por una apuesta de 70.000 $, aunque hay quien dice que en realidad ganó 1 millón de $.

Nick "the Greek" Dandolos, jugador de Creta-EE. UU. (1883-1966). Nacido en una familia rica y enviado a EE. UU. con una asignación, gustaba de hacer apuestas arriesgadas en las carreras hípicas. Dandolos ganó y perdió fortunas en las cartas, los dados y las carreras de caballos. Murió arruinado el día de Navidad de 1966, aunque su leyenda aumentó tras su muerte. Ahora se le considera uno de los jugadores de casino más famosos de todos los tiempos.

James Bond (Ian Fleming y Sean Connery), personaje de ficción británico (1953): agente secreto británico creado por el autor (y ex agente secreto ) Ian Fleming, protagonista de varias novelas. Desde su primera adaptación a la gran pantalla, Dr. No en 1962, James Bond se ha convertido en una de las más valiosas franquicias cinematográficas. Bond participa en juegos de casino de grandes apuestas en varias de las novelas y películas. La primera novela protagonizada por Bond, Casino Royale, comienza con una mesa de ruleta. En la primera película de Bond, Agente 007 contra el Dr. No, aparece jugando al bacará. James Bond jugó al 17 negro en la ruleta en Diamantes para la eternidad. Hay una famosa historia (posiblemente cierta, pero difícil de creer en lo cronológico) según la cual en 1963, Sean Connery realizó (y perdió) dos apuestas al 17 negro en 1963 en el Casino de la Valle, en Italia. Apostó una tercera vez al 17 negro y ganó, tras lo que volvió a apostar lo ganado al mismo número. La bola volvió a detenerse en el 17 negro. Apostó de nuevo todo lo ganado sin moverlo de sitio y la bola se detuvo en el 17 negro por tercera vez consecutiva. Abandonó el casino con unas ganancias de unas 10.000 £ El elemento discordante de esta historia no son las probabilidades astronómicamente bajas de que el número ganador sea el mismo tres veces seguidas, sino que consiguió ganar en 1963, ocho años antes de que el personaje de Bond hiciera famoso el 17 negro en Diamantes para la eternidad.

Poker presidencial: Warren Harding (Presidente de los EE. UU, 1865-1923). El entonces presidente estadounidense jugaba al poker dos veces a la semana con miembros de su gabinete en partidas muy disputadas, y se dice que perdió porcelana china de la Casa Blanca en una partida de carta alta. Franklin D. Roosevelt (Presidente de los EE. UU, 1882-1945) era jugador de Stud de apuestas bajas y celebraba partidas de forma habitual durante la última noche de cada sesión del congreso con quien resultara ganador tras el aplazamiento. Harry S. Truman (Presidente de los EE. UU, 1884-1972) era un gran jugador de Stud de cinco cartas que participaba en sesiones maratonianas de poker con la prensa mientras meditaba sobre si atacar a Japón con la bomba atómica y durante toda la 2.ª Guerra Mundial. Jugaba con Winston Churchill en el momento en que pronunció el discurso del "Telón de acero". Dwight Eisenhower (Presidente de los EE. UU, 1890-1969) aprendió a jugar al poker y al bridge en West Point. Se rumorea que sedujo a su futura esposa, Mamie, con las ganancias obtenidas en el poker. Richard Nixon (Presidente de los EE. UU, 1913-1994) aprendió a jugar al poker mientras servía en la marina estadounidense. Considerado un buen jugador, usó las ganancias para financiar su primera campaña para conseguir un escaño en la Cámara de Representantes.

William Lee Bergstrom, agente inmobiliario estadounidense (1951-1985). Este agente inmobiliario era conocido como "El hombre del maletín" y "El apostador fantasma" por su apariencia cambiante y sus descomunales apuestas a los dados. El 24 de septiembre de 1980 llegó al Binion's Horseshoe de Las Vegas y dio fe de la política del Benny Binion's, que permitía a los jugadores establecer sus propios límites en el casino cuando realizaban su primera apuesta. Llevaba consigo dos maletines: uno lleno con 777.000$ y el otro vacío. Apostó los 777.000 $ en su primera tirada de datos, ganó, llenó su segundo maletín con ayuda de Ted Binion y se marchó de la ciudad. El 24 de marzo de 1984, tres años y medio después, volvió, realizó una única apuesta de 538.000 $ en la mesa de dados, ganó la apuesta y volvió a desaparecer. Volvió a intentarlo por tercera vez el 16 de noviembre de 1984, con un maletín lleno con un millón de $ en efectivo, monedas de oro y cheques de cajero. Apostó todo el millón a una tirada de dados y perdió Cuando volvió por cuarta vez, el 2 de febrero de 1985, intentó jugar en el casino con un cheque de cajero de 1,3 millones de $ burdamente falsificado. La noche siguiente, en el Marina Hotel de la "Strip" de Las Vegas, se quitó la vida. Según las notas que escribió a los amigos, el motivo principal de sus problemas era de carácter amoroso, una relación que se había fracasado.

Akio Kashiwagi, hombre de negocios japonés, (1938-1992). Inversor inmobiliario que jugaba al bacará con grandes apuestas en casinos americanos, apostando a menudo 100.000 $ o 200.000 $ por mano. Tuvo disputas con el casino de Atlantic City de Donald Trump y con el Aladdin de Las Vegas relativas a que los casinos no había cumplido su parte del trato y perdió 10 millones de $. Murió asesinado en su casa, cerca del monte Fuji, dejando millones en deudas de juego. El asesinato ha quedado sin resolver. 

Archie Karas, jugador grecoamericano (nacido en 1951). Famoso jugador de grandes apuestas que comenzó como experto jugador de billar y jugador de poker. Karas acumuló un bankroll de 2 millones de $ en las mesas de poker solo para perderlo en Los Ángeles en 1992. Archie fue legendario protagonista de "La racha", con la que convirtió 50 $ en más de 40 millones de $ en Las Vegas a principios de 1995. Posteriormente, ese mismo año, lo perdió todo en el poker, los dados y el bacará.

Elmer Sherwin, veterano del ejército estadounidense, Las Vegas, Nevada (1913-2007). Soldado retirado que consiguió 4,6 millones de $ del bote de la máquina de azar Megabucks el día de inauguración del casino The Mirage de Las Vegas, en 1989. 16 años después, en 2005, ganó su segundo bote de Megabucks a la edad de 92 en el Cannery Casino, que le reportó 21,1 millones de $.

Kerry Packer, hombre de negocios australiano (1937-2005). Este magnate de los medios de comunicación era conocido por patrocinar las series mundiales de Cricket y también poseía un porcentaje del Crown Casino de Melbourne. Packer, que jugaba con grandes apuestas, hizo tambalear las finanzas del MGM Casino de Las Vegas en 1997 al ganar 20 millones de $. También perdió una vez 30 millones de $ contra un corredor de apuestas en Sídney. Algunos lo conocían como el "peso pesado del bacará".

Don Johnson, ejecutivo de empresas y jugador de casino estadounidense (nacido en 1962). Presidente de una empresa que diseña software de carreras hípicas. En 2010 y 2011 ganó 15 millones de $ jugando al blackjack en tres casinos de Atlantic City y Nueva Jersey.

Innovadores en juegos de casino a lo largo de la historia

Alfonso X, Rey de Castilla y León (España, 1221-1284). Autor del primer tratado sobre juegos, el Libro de los juegos, una guía de 98 páginas. Está dedicado principalmente al ajedrez y a juegos de mesa, pero también describía juegos de dados, incluido el Azar, predecesor del juego de dados o "craps" contemporáneo.

Marco Polo, explorador de Venecia, Italia (1254-1324). Viajero y comerciante que introdujo en Europa las culturas asiáticas. Se dice (de forma probablemente equivocada) que Marco Polo introdujo en Venecia el invento chino del juego de cartas, que posteriormente se expandieron por Europa.

Galileo Galilei, astrónomo y matemático florentino, Italia (1564-1642). Conocido sobre todo por sus contribuciones al periodo renacentista, incluido el primer artículo académico sobre la probabilidad de las distintas combinaciones surgidas del lanzamiento de tres dados. Lo hizo a solicitud de su mecenas, el Gran Duque Cosimo II, de la Toscana.

Giralamo Cardano, matemático e inventor italiano (1501-1576). Prolífico autor que escribió sobre numerosos temas, además de ser un jugador de gran curiosidad. Casi un siglo después de su muerte, el descubrimiento y la publicación en 1663 del Liber de Ludo Aleae (Libro de los juegos de azar) contribuyó a la teoría de la probabilidad y la comprensión de las probabilidades.

Blaise Pascal, matemático y científico francés (1623-1662). Blaise Pascal desarrolló la primera calculadora. Más o menos en la misma época, los intentos de descubrir el movimiento perpetuo pudieron llevar a la fabricación de la primera rueda de ruleta. Pascal colaboró con Pierre de Fermat para desarrollar la teoría de la probabilidad como rama de las matemáticas y las ciencias sociales. La correspondencia con Fermat comenzó como resultado de dudas sobre el juego realizadas por Chavalier de Mere.

Francis White, operador de casinos británico. Francesco Bianco, nacido en Italia, inauguró en 1693 el que se convertiría en uno de los clubs de caballeros más exclusivos de Londres, que en su origen había sido un establecimiento para tomar café conocido como Mrs. White's Chocolate House. El White's se trasladó a su ubicación actual, en el 37-38 de St. James Street, en 1755. En él se conservó un libro de apuestas en los siglos XVIII y XIX, famoso por registrar apuestas improvisadas inusuales. Durante dicho periodo, sus miembros también jugaban a faro y al hazard en las instalaciones.

Edmund Hoyle, autor británico (1672-1769). Hoyle era un especialista en juegos que escribió A Short Treatise on the Game of Whist (Breve tratado sobre el juego de Whist), un clásico sobre varios juegos de cartas durante cientos de años. Escribió otros libros sobre el backgammon y el ajedrez entre otros. Su fama como experto en juegos llevó a acuñar la expresión "According to Hoyle" (Según Doyle).

Richard "Beau" Nash, maestro de ceremonias de Bath, Gran Bretaña (1674-1761). Pionero en el puesto de anfitrión del casino. Richard Nash trabajó como maestro de ceremonias en la ciudad balneario inglesa de Bath desde 1704 hasta su muerte en 1761.

Jacques Benazet, operador de casinos en Francia y Alemania (1778-1848). Dirigió numerosos clubs de juego en Francia y Alemania, siendo los más famosos los de Baden-Baden en 1838. Bajo su dirección, a la que sucedió la de su hijo Edward y su sobrino, se disparó la popularidad de Baden-Baden como destino de casinos y balnearios. La ciudad sigue siendo una de las más atractivas para los jugadores hoy en día.

Antoine Chabert, propietario y operador de casinos en Francia y Alemania (1774-1850). Fue propietario del Palais Royale de París antes de hacerse cargo del Conversation House de Baden-Baden, en el que dobló el número de visitantes. Chabert también dirigió varios casinos alemanes durante su vida.

François Blanc, operador de casinos en Alemania y Mónaco (1806-1877). Con su hermano gemelo Louis Blanc (1806-1854), François se convirtió en el más famoso y exitoso operador de casinos del siglo XIX. Los hermanos Blanc abrieron el Kursaal en Bad Homburg en 1843, introdujeron la ruleta de un solo cero, y François abrió el Casino de Monte Carlo , en Mónaco, en 1868. François tuvo tanto éxito que recibió el apodo de "El mago de Monte Carlo", y se corrió la voz de que había hecho un pacto con el diablo para explicar su buena suerte.

Charles Fey, inventor estadounidense (1862-1944). Diseñador de máquinas nacido en Alemania, utilizó su conocimiento sobre equipos eléctricos para inventar la primera máquinas de azar mecánica de tres rodillos en 1895. Su máquina Liberty Bell pagaba un "bote" de 20 monedas cuando se conseguía una línea ganadora en los tres rodillos.

Herbert Mills, inventor estadounidense (1872-1929). Diseñador de máquinas de azar rival que creó su propia máquina Liberty Bell en 1905, con distintas características y mejoras. La Mills Novelty Company fabricó entonces la máquina en cantidades industriales.

Benny Binion, propietario y operador de casinos estadounidense, (1904-1989). Benny Binion realizó operaciones de juego en Texas antes de adquirir intereses en casinos del centro de Las Vegas a finales de los años 40 del siglo pasado. Renombró una de las propiedades como The Horseshoe y se convirtió en uno de los principales operadores de casinos. Binion también introdujo o popularizó innovaciones como las bebidas gratis y otros "obsequios" para los jugadores, además de ofrecer reglas y límites de apuestas favorables. Con sus hijos Jack Binion (nacido en 1937) y Lonnie "Ted" Binion (1943-1998), creó las Series Mundiales de Poker en 1970.

Howard Hughes, inversor y propietario de casinos estadounidense (1905-1976). Excéntrico aviador, inventor y director cinematográfico que se convirtió en el mayor propietario y terrateniente de Las Vegas en los años 60. Era propietario de los casinos Desert Inn, Castaways, Frontier, Landmark, Sands y Silver Slipper. Se considera a Hughes el responsable de transformar la forma de control de los casinos de Las Vegas, que pasó de manos de la mafia a las de las empresas.

Benjamin "Bugsy" Siegel, mafioso estadounidense (1906-1947). Famoso contrabandista y jugador, concibió y supervisó la construcción del primer gran casino de Las Vegas, el Flamingo, que abrió al público en 1946.

William "Si" Redd, inversor estadounidense (1911-2003). Abandonó la compañía Bally, en la que trabajó como distribuidor de máquinas de juego y ocio, en 1978. Adquirió la empresa que se convertiría en International Gaming Technology (IGT) y desarrolló las primeras máquinas de videopoker en 1979. IGT se convirtió el líder mundial de máquinas y sistemas de ocio y loterías. Bajo la dirección de Redd, IGT introdujo también las máquinas de azar progresivas (como Megabucks) y las máquinas de azar con licencia de nombres populares, como la ruleta de la fortuna americana (Wheel of Fortune) y Elvis.

Kirk Kerkorian, inversor, y propietario y operador de casinos estadounidense (nacido en 1917). Compró su primera propiedad en Las Vegas en 1962, la alquiló a los constructores del Caesars Palace y vendió la propiedad con unos beneficios de 9 millones de $ en 1968. Compró el estudio cinematográfico Metro-Goldwyn-Mayer (MGM) en 1969 y abrió el MGM Grand Hotel and Casino en Las Vegas años después, aunque posteriormente vendió la propiedad en 1986 por 594 millones de $.

Inge Telnaes, ingeniero estadounidense (1930-2012). Inventor, ingeniero y desarrollador de software nacido en Noruega; creó el software generador de números aleatorio (RNG por sus siglas en inglés) que permitía que las máquinas de azar funcionaran de forma digital. El desarrollo aumentó de forma significativa los pagos máximos potenciales de las máquinas de azar, que antes estaban limitados en función del número de resultados posibles de los rodillos mecánicos. Telnaes patentó el dispositivo de juego electrónico que utiliza un generador de números aleatorio para seleccionar las posiciones en las que se detienen los rodillos en 1984, patente que compró International Game Technology.

Sheldon Adelson, inversor,propietario y operador de casinos estadounidense (nacido en 1933). Este empresario se convirtió rápidamente en un joven millonario gracias al desarrollo del sector inmobiliario y los negocios. Compró el Sands Hotel and Casino de Las Vegas en 1988 y construyó junto a él el Sands Expo and Convention Centre. Posteriormente, Adelson hizo demoler el Sands Hotel and Casino y lo reconstruyó con el nombre de Venetian (posteriormente Palazzo); también construyó el Venetian Macau Resort y casinos en Pensilvania y Singapur.

Sol Kerzner, inversor, operador y propietario de casinos sudafricano (nacido en 1935). Kerzner compró y construyó numerosos hoteles y resorts en todo el mundo. Construyó propiedades en el continente americano, como el Mohegan Sun en Connecticut (EE. UU.) y el Atlantis Resort en Paradise Island (Bahamas).

Steve Wynn, inversor, propietario y operador de casinos estadounidense (nacido en 1942). Constructor y operador de casinos en América, fue el responsable de revitalizar el centro de Las Vegas con la renovación del Golden Nugget durante los años 70. Wynn construyó el primer strip casino que se levantaba en Las Vegas en dos décadas; fue el The Mirage, en 1989. También construyó el Bellagio, el Wynn, el Encore y otros casinos en EE. UU., además del Wynn Macau.

Donald Trump, promotor inmobiliario, propietario y operador de casinos estadounidense (nacido en 1946). Heredó los negocios de construcción y desarrollo familiares y se convirtió en el mayor constructor y propietario de casinos de Atlantic City durante los años 1980. Sus propiedades incluyen el Trump Plaza Hotel and Casino, el Trump Marina y el Trump Taj Mahal Casino.

Libros en los que aparecen casinos y juegos

Libro de los juegos, de Alfonso X, Rey de Castilla y León (1283). La primera guía sobre juegos. Incluye descripciones sobre juegos de dados, incluido el Azar (Hazard), predecesor de los dados actuales.

Rinconete y Cortadillo, de Miguel de Cervantes (1613). Novela corta en la que aparece una de las primeras descripciones del juego la veintiuna, predecesor del blackjack.

The Compleat Gamester, de Charles Cotton (1674). Guía sobre juegos de cartas y dados que tuvo una gran influencia.

La dama de picas, de Alexander Pushkin (1834). Relato corto sobre Hermann, un ingeniero alemán del ejército imperial ruso que se vuelve loco tras intentar aprender los secretos de juego de una condesa entrada en años. En este relato basó Tchaikovski su opera homónima de 1890.

El jugador, de Fiodor Dostoevski (1866). El inmortal novelista ruso tuvo que finalizar este relato a toda prisa para pagar sus propias deudas de juego. En el relato habla sobre deudas a otras personas y aparecen numerosas escenas de juego en mesas de ruleta, en las que los personajes pasan el tiempo, resuelven problemas y saldan sus deudas.

Daniel Deronda, de George Eliot (1876). La historia de Daniel Deronda y Gwendolen Harleth comienza cuando esta pierde todo su dinero en una mesa de ruleta. Empeña un collar para seguir jugando, pero Deronda lo recompra y se lo devuelve.

Casino Royale, de Ian Fleming (1953). La primera novela de James Bond arranca con este jugando a la ruleta. La mesa de la ruleta es un escenario frecuente en las novelas de Bond, y los entusiastas del juego incluso han desarrollado un "sistema James Bond" basado en la estrategia de este superespía de ficción.

Beat the Dealer, de Dr. Edward O. Thorp (1962). Superventas sobre estrategia básica de blackjack, recuento de cartas y las experiencias del Dr. Thorp a la hora de probar sus teorías académicas en casinos acompañado por cuatro experimentados jugadores que proporcionaban asesoramiento y el bankroll necesario para llevar a cabo la investigación.

Fear and Loathing in Las Vegas de Hunter Thompson (1972). Basándose en los viajes que el autor realizó a Las Vegas, publicó dos largos artículos en la revista Rolling Stone en 1971. Se considera un hito del "periodismo gonzo" en el que mezcla técnicas de ficción, periodismo y de la denominada observación de tipo "flujo de conciencia".

The Big Player, de Ken Uston (1977). El primer libro que sacó a la luz el mundo secreto de los jugadores que hacían recuento de cartas y del juego en equipo en el blackjack. En él se mezclaban las estrategias y análisis de Uston con anécdotas ocurridas en los casinos.

Los tontos mueren, de Mario Puzo (1978). La novela que el autor publicó tras El padrino. Está ambientada en un hotel ficticio de Las Vegas, el Hotel Xanadu.

The Eudaemonic Pie, de Thomas Bass (1985). Relato no de ficción de un grupo de estudiantes universitarios que fabrican ordenadores que se activan con los dedos para predecir los resultados de los juegos de ruleta de los casinos.

Man with the $100,000 Breasts and Other Gambling Stories y Telling Lies and Getting Paid, de Michael Konik (1999, 2001). Dos colecciones de relatos de Michael Konik sobre apuestas, jugadores, juegos y casinos.

Bringing Down the House, de Ben Mezrich (2002). Superventas basado en la experiencia del equipo de blackjack del MIT. Considerada generalmente como una obra de no ficción, incluye nombres ficticios, diálogos inventados, personajes con rasgos de varias personas reales y descripciones modificadas de sucesos con fines narrativos. Bringing Down the House fue la base para la película 21.

Roll the Bones, de David Schwartz (2006). Exhaustiva y animada historia mundial del juego.

Guys and Dolls and Other Writings, de Damon Runyon (2008). Colección de relatos y reportajes no de ficción escritos por Damon durante las décadas de los 20 y los 30. La colección incluye los relatos cortos que forman la base del musical y la película Ellos y ellas, así como informes sobre Al Capone y Arnold Rothstein.

Películas en las que aparecen casinos y juegos

Casablanca (1942). La mayor parte de la película transcurre en el Rick's Café Américain, en el que hay una ruleta amañada que favorece al propietario (Rick, al que interpreta Humphrey Bogart). Rick aconseja apostar al 22 en la ruleta a un recién casado que intenta conseguir dinero para obtener los visados para ir a América y escapar de la guerra. Este sigue su consejo y gana.

Ellos y ellas (1955). Basada en un musical de Broadway que a su vez se basaba en varios relatos de Damon Runyon, la versión cinematográfica estaba protagonizada por Marlon Brando en el papel del jugador Sky Masterson. Frank Sinatra, en el papel de Nathan Detroit, cantaba Luck Be a Lady (La fortuna es una dama).

Atrapa a un ladrón (1955). Esta película de Alfred Hitchcock, protagonizada por Cary Grant y Grace Kelly, está ambientada en residencias, casinos y hoteles de la Riviera francesa. Grant interpreta a John Robie, un antiguo ladrón de joyas al que contratan para seguir a Frances Stevens (Kelly), de la que se sospecha que hace eso mismo en la actualidad. En una escena ambientada en un casino, Robie (Grant) deja caer una ficha de gran valor en el escote de una jugadora de ruleta.

¡Viva Las Vegas! (1956). Un vaquero aficionado al juego descubre que tiene suerte en la ruleta si coge la mano de una bailarina llamada Marie. Sin embargo, Marie no quiere coger la mano del jugador al principio.

La cuadrilla de los once (1960). Versión original (hay otra versión, Ocean's Eleven [Hagan juego], de 2001) protagonizada por Frank Sinatra como Danny Ocean, que ingenia un plan para dar un golpe a cinco casinos de Las Vegas en una sola noche. En esta película aparecía el núcleo del grupo de actores de Hollywood conocido como "Rat Pack": Sammy Davis, Jr., Dean Martin, Peter Lawford, Angie Dickinson y Joey Bishop. Peter Lawford compró los derechos sobre la historia original. Cuando presentó la trama a Frank Sinatra, este bromeó: "Olvídate de la película. ¡Vamos a dar el golpe!" Durante el rodaje en Las Vegas, Sinatra actuaba por las noches en el Sands Hotel & Casino's Copa Room con Martin, Davis y Lawford.

Zafarrancho en el casino (1961). Tres hombres de un submarino usan el ordenador del mismo para calcular la trayectoria de la bola de la ruleta en el Venice Casino. Las cosas se complican cuando el almirante del submarino llega al mismo casino.

Diamantes para la eternidad (1971). Película de James Bond basada en una novela de Ian Fleming y con Sean Connery dando vida al famoso agente secreto. Parte de la historia transcurre en las Vegas, en el ficticio casino Whyte House, propiedad del huraño multimillonario Willard Whyte. Bond juega a los dados en esta historia. Una de las escenas transcurre en la planta del casino del hotel Circus Circus.

El golpe (1973). Una de las más famosas películas sobre juegos de habilidad y azar, así como de juegos de confianza. Protagonizada por Paul Newman y Robert Redford como jugadores mentirosos que intentan sacar el dinero a jugadores aún más mentirosos. En una escena de la película, el personaje de Robert Redford pierde todos los beneficios que había robado anteriormente en una rueda de ruleta fija.

Perdidos en América (1985). En esta comedia, Albert Brooks y Julie Hagerty interpretan a un matrimonio que va a dejar atrás sus días de vida vertiginosa. Justo a los pocos días de comenzada su nueva vida, mientras viajan por el país en caravana, hacen una parada en Las Vegas y la esposa pierde todo su dinero en la ruleta. Apuesta al 22, pero al contrario de lo que le ocurre al matrimonio de Casablanca, nunca gana.

Acorralado en Las Vegas (1986). Film de aventuras y acción protagonizado por Burt Reynolds en el papel de un guardaespaldas de Las Vegas. La película incluye escenas en las que Reynolds gana y pierde grandes cantidades en el blackjack. Se basa en la novela y el guión del famoso guionista William Goldman.

Rain Man (1988). Gran éxito de crítica protagonizado por Dustin Hoffman y Tom Cruise que se llevó cuatro estatuillas de la Academia de cine en 1989: mejor película, mejor guión original, mejor director (Barry Levinson) y mejor actor (Hoffman). Narra el viaje a través del país que emprenden dos hermanos interpretados por Hoffman, en el papel de un autista prodigio internado en una institución mental, y Cruise, una persona egoísta y desagradable que no conocía la existencia de su hermano. Hacen un alto en Las Vegas, se hospedan en el Caesars Palace y Raymond (interpretado por Hoffman) utiliza sus habilidades matemáticas y mnemotécticas para ganar en el blackjack.

A rienda suelta (1989). Ambientada en un hipódromo, es una de las más divertidas películas jamás rodadas sobre las costumbres, supersticiones y personajes del mundo del juego. Está protagonizada por Richard Dreyfuss, David Johanson, Teri Garr, Robbie Coltrane y Jennifer Tilly.

Bugsy (1991). Warren Beatty interpreta a Ben "Bugsy" Siegel, un mafioso de Nueva York que fue a Los Ángeles para adquirir locales de apuestas en nombre de sus jefes Meyer Lansky y Charlie Luciano. Su viaje a Las Vegas da pie a la creación del primer gran resort de la ciudad, el Flamingo. La desaparición de fondos y los sobrecostes propiciaron el asesinato de Siegel. Annette Bening interpreta a Virginia Hill, con quien Siegel tiene un romance.

Proposición indecente (1993). Robert Redford interpreta a un multimillonario que pone sus ojos en una mujer casada (interpretada por Demi Moore) en Las Vegas. Redford ofrece 1 millón de dólares por pasar una noche con ella, que acepta para financiar el proyecto inmobiliario de su marido. Las relaciones surgen y se rompen antes de que ella vuelva finalmente con su esposo (interpretado por Woody Harrelson).

Casino (1995). Martin Scorsese dirigió esta película que se centra en los mafiosos Ace Rothstein y Nicky Santoro, que se mudan a Las Vegas para hacerse con el control de varios casinos. Ambientada en las décadas de los 70 y los 80, la historia se adentra en las biografías reales de personajes como Anthony Spilotro, a las que se añaden amor, drogas y el implacable mundo de la mafia. Cuenta con un reparto de lujo encabezado por Robert De Niro, Joe Pesci y Sharon Stone.

Croupier (1998). Clive Owen se mete en el papel protagonista de un escritor convertido a crupier en una película británica con toques de cine negro. El mundo de los casinos se convierte en un gran estímulo que pasa a controlar su vida y su relación de pareja.

Corre, Lola, corre (1998). Thriller alemán sobre Lola (interpretada por Franka Potente), una mujer que recibe una llamada de teléfono de su novio, que le pide cien mil marcos alemanes para salvar su vida. Tiene 20 minutos para reunir o encontrar el dinero y tres formas distintas de conseguirlo, una de las cuales implica la ruleta. Cada "carrera" para conseguir el dinero concluye con muy distintas consecuencias.

Owning Mahowny (2003). Philip Seymour Hoffman protagoniza este éxito de crítica basado en la historia real de un empleado de un banco de Toronto que malversó más de 10 millones de $ en 18 meses para jugar a juegos de casino con apuestas altas.

Ocean's Eleven (Hagan juego) (2001), Ocean's Twelve (2004), Ocean's Thirteen (2007). Serie de películas basadas en la original La cuadrilla de los once (1960), que comienza con una serie de robos simultáneos en varios casinos de Las Vegas. Las películas están protagonizadas por George Clooney, Brad Pitt, Matt Damon, Don Cheadle, Andy Garcia y Julia Roberts.

21 (2008). Película basada en la obra Bringing Down the House de Ben Mezrich, una ficción sobre las experiencias del equipo de blackjack del MIT.

Resacón en Las Vegas (2009). Comedia sobre un fin de semana de despedida de soltero en Las Vegas, durante el que todo sale mal. La película incluye una escena en la que Alan (interpretado por Zach Galifianakis), en contraste con su comportamiento generalmente extraño, juega al blackjack de forma magistral, cuenta las cartas y gana una gran suma. 

Toy Story 3 (2010). La popular película de Disney Pixar incluye una escena en la que los juguetes animados montan un casino. Como rueda de ruleta se emplea un juguete de tipo "See 'n' Say". Las apuestas son las pilas.

Canciones en las que aparecen casinos y juegos

Ace of Spades (Motorhead, 1980): cartas, dados

Blackjack (Ray Charles, 1955): blackjack

Casino Boogie (Rolling Stones, 1972): casino, Monte Carlo

Do It Again (Steely Dan, 1972): cartas, Las Vegas

Draw of the Cards (Kim Carnes, 1981): cartas

Gambler, The (Kenny Rogers, 1978): poker

Go Down Gamblin' (Blood, Sweat & Tears, 1971): blackjack, dados, ruleta, casino

The House of the Rising Sun (The Animals, 1964): juego

Junior's Farm (Paul McCartney, 1974): poker

Leavin' Las Vegas (Sheryl Crow, 1993): Las Vegas

Lily, Rosemary and the Jack of Hearts (Bob Dylan, 1975): casino, poker

Little Queen of Spades (Robert Johnson, 1938): cartas, suerte

Lonesome Loser (Little River Band, 1979): cartas

Luck Be a Lady (Frank Sinatra, 1965): casino, dados

The Man Who Broke the Bank at Monte Carlo (Fred Gilbert, 1892): Monte Carlo, casino

Poker Face (Lady Gaga, 2008): poker

Pretty Vegas (INXS, 2005): Las Vegas

Queen of Las Vegas (B-52s, 983): ruleta, cartas, Las Vegas

Ramblin' Gamblin' Willie (Bob Dylan, 1962): cartas, dados, poker

Ramblin' Gamblin' Man (Bob Seger, 1969): dados, ruleta, juego

Riverboat Gambler (Carly Simon ,1976): casino, juego

Roll of the Dice (Bruce Springsteen, 1992): dados

Roll the Bones (Rush, 1991): dados

Roulette (Bon Jovi, 1984): ruleta

Shape of My Heart (Sting, 1993): cartas

Smoke on the Water (Deep Purple, 1971): casino

Tumbling Dice (Rolling Stones, 1972): dados

Viva Las Vegas (Elvis Presley, 1964): Las Vegas, casino, blackjack, ruleta, poker, máquinas de azar, dados

Waking Up in Vegas (Katy Perry, 2008) Las Vegas

We're An American Band (Grand Funk Railroad, 1973): poker

The Winner Takes It All (ABBA, 1980): cartas, dados

Apuestas propuestas

Por lo general, las apuestas improvisadas son apuestas paralelas sobre asuntos relativos al juego de casino o a cualquier otro juego al que se pueda apostar. Las apuestas deportivas de casino ofrecen numerosas apuestas improvisadas sobre aspectos secundarios de los grandes eventos deportivos. (Ejemplos: probabilidades de que se produzca un safety en la Super Bowl o que el médico del ring detenga un combate por el campeonato.) En ocasiones, los juegos de casino ofrecen propuestas de apuestas sobre las posibilidades de que aparezcan determinadas combinaciones de cartas o dados.

Las apuestas personales entre apostadores (por lo general jugadores exclusivamente de casino o jugadores profesionales) son un tipo de "apuestas improvisadas" muy famoso. Estas apuestas pueden parecer absurdas (algunas lo son, de hecho), pero pueden arrojar luz sobre la capacidad física de los jugadores, el espíritu con que afrontan el juego y la rivalidad, y su capacidad cuando se enfrentan a desventajas. Aunque estas apuestas no forman parte de ningún juego de casino (y la documentación, si la hay, procede del boca a boca), son una característica fascinante de la cultura de los juegos de casino y de la comunidad de jugadores.

Precaución ante la aceptación de propuestas de apuestas

Por lo general, si alguien realiza una apuesta extravagantes, tendrá éxito. En The Idyll of Miss Sarah Brown, el famoso relato de Damon Runyon (en el que se basaron el musical y la película Ellos y ellas), el padre de Sky Masterson le ofrece este consejo al despedirse de él: "Hijo, no importa lo lejos que viajes o lo inteligente que seas, nunca olvides esto: algún día, en algún sitio, va a aparecer alguien y a mostrarte una baraja de cartas nueva y reluciente, aún sin estrenar, y te apostará a que la jota de picas va a salir de la baraja y va a derramar sidra en tu oreja. Pues bien, hijo, no aceptes la apuesta. Ten por seguro que, si lo haces, tu oreja terminará llena de sidra".

El libro de apuestas del White's

El White's era el principal club privado de Londres durante el siglo XVIII y principios del siglo XIX. Se decía que algunos de sus miembros apostaban a cualquier cosa. Entre las historias que se encuentran hay apuestas sobre cuál de dos gotas de lluvia llegaría antes a la parte inferior del cristal de una ventana y a si una persona herida que había caído frente al club estaba viva o muerta. White's mantenía un libro de apuestas en el que los miembros registraban sus propuestas. La mayoría de ellas eran relativas a fechas futuras de nacimientos, defunciones y matrimonios. Según Claire Cock-Starkey en The Georgian Art of Gambling (British Museum, 2013), el último asiento de uno de los libros recoge una apuesta entre Lord Montfort y Sir Jno. Bland sobre las vidas de Beau Nash (Maestro de Ceremonias de Bath) y el actor Colley Gibber: ¿quién viviría más tiempo de los dos? En el libro de registros del White's se puede leer "Tanto Lord M. como Sir Jno. Bland decidieron poner fin a sus vidas antes de que la apuesta se resolviera".

El infatigable Titanic Thompson

Alvin Clarence "Titanic Thompson" Thomas fue uno de los primeros "jugadores de carretera" de los EE. UU., a principios del siglo pasado. Fue la persona real en la que se inspiró Damon Runyon para su personaje Sky Masterson. Titanic Thompson era un maestro de las apuestas improvisadas, porque siempre encontraba la forma de afrontarlas con ventaja. En un desplazamiento con otros jugadores a Joplin, Missouri, vio a unos trabajadores que colocaban una señal de "Joplin 20 millas". Thompson contrató a un hombre para que extrajera la señal, la moviera 5 millas más cerca de Joplin y se quejó tan amargamente de la inexactitud de esta que sus incrédulos compañeros apostaron contra él y perdieron. En otra ocasión apostó y ganó a que ponía lanzar una nuez al tejado de un hotel. (Era una cáscara de nuez a la que había añadido peso previamente.)

El hombre con los pechos de 100.000 $

En The Man With the $100,000 Breasts and Other Gambling Stories (1999), Michael Konik descubrió la ya famosa historia de cómo el jugador profesional Brian Zembic ganó una apuesta de 100.000 $ en 1996 tras ponerse unos implantes de pecho y mantenerlos durante un año. Conservó los implantes tras ganar la apuesta y, según se desprende de una entrevista, en 2013 aún los tenía.

Apuestas a exilios

Otras propuestas de apuestas famosas que empezaron como desafíos son las "apuestas a exilios", en las que alguien acuerda ir a vivir a un lugar concreto durante un periodo de tiempo. Estas apuestas suelen ser más difíciles para los jugadores profesionales que para otras personas porque: (a) uno de los principales atractivos de la vida que llevan es la libertad y la independencia; (b) los jugadores profesionales pasan una considerable cantidad de tiempo en casinos y otros lugares repletos de acción, con estímulos visuales y auditivos; y (c) un jugador de casino de éxito que se exilie de los casinos renuncia a unos ingresos por pasar tiempo lejos de los casinos.

Durante los 90, otro jugador retó al profesional de Las Vegas John "Johnny World" Hennigan a demostrar que podía pasar un mes viviendo en Des Moines, Iowa, una ciudad por lo demás habitable, pero opuesta a Las Vegas, Philadelphia y Atlantic City, a las que Hennigan estaba acostumbrado. La apuesta fue de 25.000 $; Hennigan debía permanecer en una zona designada de Des Moines que abarcaba el hotel en el que vivía, un campo de golf en el que planeaba practicar este deporte y un bar que, presumía, se convertiría en su sitio de salidas. No consiguió aguantar ni dos días. Odiaba el hotel, el campo de golf y el bar, y carecía de la libertad para conseguir mejores condiciones (en Des Moines o en otro sitio). Telefoneó al otro jugador con quién había hecho la apuesta, ofreciéndole aceptar un pago reducido ya que, al haberse mudado a Des Moines, quedaba claro que era capaz de quedarse y ganar. Al final tuvo que pagar una cantidad negociada para poder irse de Des Moines antes de tiempo.

En 2008, los jugadores de poker Andrew Robl y Alec Torelli apostaron a Jay Kwik (conocido como "Bellagio Jay" por la cantidad de tiempo que pasaba en el Bellagio) que no podría pasar 30 días viviendo en un cuarto de baño del Bellagio en Las Vegas, Nevada (EE. UU.). Las restricciones incluían un límite en los minutos que podía usar el teléfono móvil y ausencia de acceso a ordenadores. Se le permitió usar un pequeño reproductor de DVD y un servicio de reparto de comida. Robl y Torelli colocaron una cámara web para controlar la puerta del cuarto de baño y ofrecieron 500 $ a cualquiera que estuviera online si informaba de alguna infracción a las normas de la apuesta. Tras 20 días, pagaron a Kwik una cantidad algo menor de la acordada (se cree que 40.000 $) para que abandonara el cuarto de baño y diera fin a la apuesta.

Lodden piensa

Dos apostantes designan a una tercera persona, designada como "Lodden". Realizan preguntas a "Lodden" que exigen respuestas numéricas. (Por ejemplo, el número de habitantes de Australia, el número de pajaritas que tiene Barack Obama o el número de libros que tiene "Lodden".) "Lodden" responde de forma confidencial (a una cuarta persona o en un trozo de papel) y los apostadores realizan apuestas al número de la respuesta de Lodden, con un margen de más-menos. El juego exige un análisis complejo: la respuesta precisa y objetiva (si la hay), evaluar la que "Lodden" cree que será la respuesta, lo que el otro apostante cree que será la respuesta que "Lodden" piense y el precio que se asigna a la variación más-menos. El juego adoptó este nombre cuando un grupo de jugadores de poker lo inventó en una mesa de poker y designó a Johnny Lodden, miembro del equipo PokerStars Pro, como la persona sobre cuyas respuestas apostarían. En última instancia, el juego incluye a muchos participantes: los dos apostantes iniciales, otros apostantes que quieran unirse al juego la persona designada como "Lodden" y otros que puedan colaborar realizando preguntas.