Inicio | Aprende | Blackjack | Cómo se dobla en el blackjack

Cómo se dobla en el blackjack

16 junio 2022

Aunque no juegues en el casino, es posible que hayas oído hablar de la apuesta «Doblar» del blackjack. Si alguna vez has oído a alguien comprometerse con una decisión usando la frase «doblo mi apuesta», es porque tu idioma ha asimilado esta expresión procedente del blackjack.

¿Qué quiere decir «Doblar»?

Cuando doblas en el blackjack online, multiplicas por dos tu apuesta original a cambio de recibir una única carta. Es una estrategia atrevida, ya que, aunque te repartan una carta baja, no podrás pedir más. Tendrás un total malo y no tendrás ninguna posibilidad de buscar un 21. Sin embargo, doblar también puede ser una de las jugadas más rentables del blackjack. Si ganas, recibirás el pago correspondiente a la apuesta doblada.

¿Cuándo se puede doblar en el blackjack?

En el blackjack, puedes doblar después de haber realizado tu apuesta y de que se hayan repartido las cartas. Si ya has decidido pedir carta o plantarte, no podrás doblar más adelante. Decidir si quieres doblar es la primera decisión de tu mano.

Entonces, ¿cuándo es mejor doblar? Afortunadamente, los estrategas del blackjack han estudiado los escenarios matemáticos que generan el mejor retorno, y en estos también se incluye cuándo doblar. La estrategia exacta depende de la variante de blackjack a la que juegues.

En general, hay tres situaciones en las que siempre deberías plantearte la apuesta «Doblar»:

Cuando tienes un 11

Si tus dos primeras cartas suman un total de 11, te encuentras en una situación muy ventajosa. En una partida de blackjack con ocho barajas, si tienes un 11, hay hasta 32 cartas con las que puedes alcanzar un 21 invencible. Además, hay hasta 24 cartas que te darán un 18 o superior, manos que suelen ser ganadoras.

Un 11 es una mano tan fuerte que, aunque la banca tenga un 10, deberías seguir doblando. Si la banca se planta con un 17 suave,entonces deberías doblar incluso cuando la banca muestre un as. Aunque te puedas encontrar con un blackjack, a largo plazo sigue siendo una decisión rentable.

Cuando tienes un 16, 17 o 18 suave

Si tienes un as y un 5, 6 o 7, entonces llevas una mano «suave». Esto significa que el valor de la mano puede cambiar dependiendo de si juegas el as con valor 1 o con valor 11.

Frente a una carta baja de la banca, doblar te ofrece muchas opciones de completar una mano que sume 17 o más. Si el crupier tiene una carta baja, este total suele ser rentable, así que es un buen momento para doblar tu apuesta.

Cuando tienes un 9 o un 10 fuerte

Cuando te reparten un 9 fuerte (una mano sin ningún as), doblar es rentable si la carta a la vista del crupier es un 6 o inferior. Contra un 7 o superior, siempre deberías pedir carta con un 9 fuerte, sin importar si el crupier se planta con un 17 suave.

Con un 10 fuerte, deberías doblar contra cualquier carta descubierta del crupier igual o menor a un 9. Contra ases, figuras y dieces, doblar con un 10 fuerte deja de ser rentable.

¿Cuándo no debería doblar?

Al haber diferentes variantes de blackjack, hay muy pocas reglas universales. Sin embargo, sí existen un par de situaciones donde nunca deberías doblar.

Si tu total es superior a 11, no dobles. La frecuencia de las cartas altas que hace que doblar con un 11 sea rentable es la misma que hace que doblar con un 12 o más sea una locura. El riesgo de perder es demasiado elevado, sobre todo con una apuesta doblada.

Además, si la banca muestra un as, nunca deberías doblar, a no ser que tenga que pedir con un 17 suave. En ese caso, cuanto tienes un 11, deberías doblar independientemente de la carta descubierta de la banca.

¿Y qué hay de doblar tras dividir?

En el blackjack, dividir significa separar tu mano en otras dos independientes pagando una apuesta adicional. Solo se puede hacer cuando tus cartas de mano son iguales. En general, podrás doblar tras dividir tu mano, porque las manos divididas se tratan de forma individual.

La excepción a esta norma es si divides ases. La mayoría de los casinos no te dejarán doblar tras dividir ases y, de hecho, generalmente solo podrás pedir una carta por mano si lo haces.

Ten en cuenta que si doblas las dos manos divididas, tu inversión total será de cuatro veces la apuesta original. Asegúrate de que la situación es buena antes de hacerlo.

¿Cómo indicas que quieres doblar?

Cuando juegas al blackjack online, doblar es tan sencillo como pulsar un botón. Sin embargo, si juegas al blackjack en vivo en un casino físico, no tendrás esta comodidad.

Por suerte, indicar al crupier que quieres doblar tampoco resulta demasiado complicado. Todo lo que debes hacer es poner un montón de fichas igual a tu apuesta original junto a esta. El crupier sabrá que quieres doblar y solo te repartirá otra carta más. ¡Esperemos que sea un 10!